viernes, 10 de abril de 2015

HORACIO LENGO y su hija





"La Joven Romana"
Óleo s/lienzo  50x30 cms.
HORACIO LENGO y MARTÍNEZ (1840-1890)
Colección particular, Málaga

La joven que aparece en el cuadro es Clarita Lengo y Gargollo, hija del pintor, quien frecuentaba el taller de su padre en calle Fernando el Santo de Madrid, para aprender a dibujar, a la vez que le servía de modelo en algunos cuadros.
Esta obra es un difícil ejercicio de retrato a contraluz, donde Lengo ha de jugar con los efectos de luces difuminadas y sombras.
Horacio Lengo quedó satisfecho de este cuadro, que conservó, firmando en el lateral derecho, entre unas florecillas caídas sobre el suelo de piedra.




Un discípulo de Lengo, llamado José Oliva y Rodrigo -quince años más joven, pues había nacido en Palencia en 1855-, durante su estancia en Madrid, quedó fascinado por los efectos de este cuadro y pidió al maestro le dejara copiarlo, no pudiendo interpretar correctamente las luces, dada su dificultad, e infligiendo dureza y pérdida de misterio a la reproducción, que no firmó.

JOSÉ OLIVA RODRIGO
"Joven romana" *    COPIA
Óleo s/lienzo   49x31 cms.
Subasta F. Durán -abril 2009- Madrid

Posteriormente se añadió la firma de Oliva, arañada sobre el celaje de la copia.

El cuadro de referencia -expuesto enmarcado al comienzo- original de HORACIO LENGO, procede de los descendientes políticos de doña Clara Lengo, duquesa de Biviona, que no tuvo hijos y falleció en Roma en 1938 a los 72 años.
La obra formaba parte de la colección que su marido, don Tristán Álvarez de Toledo, conservaba en su casa de Alhama de Murcia, adonde se retiró tras cesar como gobernador civil de Barcelona.

Curiosamente, existe un grabado-retrato de esta señora cuando era joven, con idéntico tocado y recogido de pelo, tal como la pintó su padre en "La Joven Romana".

(wm1640482.web-maker.es /biografías de mujeres pintoras).



Núm. 2

No hay comentarios:

Publicar un comentario