domingo, 12 de abril de 2015

OVEJA DESCARRIADA


En el año 2003, con los patrocinios del Área de Cultura del Ayuntamiento de la ciudad y de la Fundación Málaga, se celebró una gran Exposición bajo la dirección de la Dra. Sauret Guerrero, comisaria de la muestra y autora del catálogo, donde se recogía lo más granado de conocidas colecciones particulares de PINTURA MALAGUEÑA DEL SIGLO XIX.

En el capítulo "Maestros y Precursores" del catálogo-guía (pág. 48), se reproduce la siguiente obra:

 
BERNARDO FERRÁNDIZ*
"El pastor y sus ovejas"
Óleo/tabla  21x33 cms.
Sin firmar.
Colección particular, Málaga.
(Se hace la observación de que la tabla fue adquirida por un coleccionista malagueño 'en cuya familia ha permanecido hasta hoy día')

Nos remitimos al cuadro de igual título, conservado en el Museo de Arte Moderno de Barcelona:

BERNARDO FERRÁNDIZ BÁDENES (Valencia 1835-Málaga 1885)
"El  Pastor y sus ovejas"
Óleo/lienzo   29'5x41 cms.
Firmado y fechado: B° Ferrándiz - 76
/donado al Museo por su segundo propietario -el Marqués de Alella- en 1902/

Esta obra está reproducida en la excelente monografía BERNARDO FERRÁNDIZ Y  EL ECLECTICISMO...  de la Dra. Sauret, págs. 195 y 276, detallándose en esta última una nota manuscrita del propio don Bernardo, que al dorso de una fotografía del cuadro en cuestión, escribió: "Mal pensado, peor ejecutado y peormente fotografiado, (...) lo regalé; para regalo puede pasar".
El destinatario del obsequio fue el poeta Vicente Querol, que correspondió a su amigo con una efusiva carta de agradecimiento.
Curiosamente, en la relación de precios en que valoró sus cuadros, también de su puño y letra (reproducida en FORTUNY Y FERRÁNDIZ...  Baltasar Peña. Edit. Caja Ahorros Provincial, 1969), aparece descrito como

Opus XXIII    "El pastor y ..."    Tamaño 0,40 mts.    1.500 Frs.

de lo que puede deducirse que, aunque lo había regalado, quiso valorarlo con un supuesto precio de mercado.

Pero aún es más lógico que -si no había quedado satisfecho con el resultado- de ninguna manera iba a realizar una réplica; además, todavía peor ejecutada, con errores en la curvatura del arco de la izquierda, alineación de columnas y bajante de pluviales, amén de un suelo liso; defectos que nunca cometería don Bernardo, y añádasele encima una cruz desvaída y unicolor en la pechera del hábito trinitario del fraile. Esos fallos no son de recibo en el exigente y meticuloso Maestro.










DETALLE de las figuras centrales en la tabla;
no está firmada porque no es original de Ferrándiz, es una burda copia o imitación.

















DETALLE de la escena principal en el lienzo genuino del Pintor, del que no efectuó réplica.



En este caso, a la Comisaria de la Exposición -que en este tipo de eventos es el pastor- se le había 'descarriado' una oveja...



Bernardo Ferrándiz, de pronunciado liberalismo e ideología republicana, dejó entrever en obras como la descrita, cierto sarcasmo hacia la posición privilegiada del clero en la sociedad española, lo que propició que desde su llegada a Málaga, ciertos compañeros académicos -entre los que destacaba Juan Nepomuceno Ávila- propusieran cierta sutil vigilancia a su enseñanza, con la finalidad de evitar que su filosofía minara la mentalidad del alumnado.

BERNARDO FERRÁNDIZ y BÁDENES
"Como pez en el agua"
-Tertulia en el patio del Parador del Amor de Dios-
Óleo s/lienzo   63x83 cms.
Firmado: B° Ferrandiz / 72
Museo de San Telmo, San Sebastián
/Se expuso en 1879 en el Salón de París/


BERNARDO FERRÁNDIZ
"La mula del reverendo"
Óleo s/lienzo   24x31 cms.
Firmado: B° Ferrandiz / Malaga 1878
Museo de Arte Moderno, Barcelona
-donación del Marqués de Alella en 1902-

Las discrepancias entre Ávila y Ferrándiz, unidas al temperamento exaltado del valenciano, tuvieron como consecuencia un desgraciado incidente que terminó llevando a don Bernardo a la cárcel.
Y es que de siempre ha habido ovejas difíciles de reconducir al redil...



Núm. 16


2 comentarios:

  1. ¿Existen ,Gonzalo , en el mercado del arte , copias auténticas sin firmar por los autores originales de obras de arte ? ¿ Es frecuente encontrar dichas copias auténticas sin firmar o , por el contrario, es infrecuente ?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En el siglo XIX, copias del autor -llamadas "réplicas"- siempre aparecen firmadas y la calidad de las mismas no desmerece de la primera obra sobre el mismo asunto.
      Las ejecutaban a petición de los marchantes ó especiales clientes que habían conocido el primer cuadro, ya vendido.
      Moreno Carbonero hizo una réplica de "La fundación de Buenos Aires" para regalarla al Ayuntamiento de Málaga y otra de "La fuente de Reding" para venderla a un particular, todas debidamente firmadas. Muñoz Degrain y otros grandes pintores de la época realizaron igualmente réplicas de sus mejores obras, siempre de gran calidad y firmadas, pues se sentían orgullosos de su autoría.

      Ante una copia sin firmar ha de encenderse la luz de alerta y someter la obra a un exhaustivo examen, pues las posibilidades de pertenecer a copista ó seguidor del maestro son casi seguras, de ahí que en las descripciones técnicas de esas obras sin firma, aparezca la nota "atribuída a..."

      Gracias por su interés, don José. Es una satisfacción contarle entre nuestros asiduos lectores. Un cordial saludo

      Eliminar