sábado, 9 de mayo de 2015

Cantales y ACANTILADOS


A escasos kilómetros al este de Málaga, existe una formación rocosa de origen marino llamada Los Cantales. En su parte más septentrional están las toberas de entrada a una gran gruta, hoy visitable como "Cueva del Tesoro", y en la caída al mar de estos promontorios, grandes cascadas de piedras forman un cantizal que se adentra en el agua, donde éstas son colonizadas por algas, lapas y cañaíllas.

Fotografía actual
EL CANTAL (La Cala del Moral, Rincón de la Victoria)
-en su abrupta ladera, pasarela peatonal costera-

Este singular paisaje fue motivo de inspiración para los marinistas malagueños, que hicieron tomas del natural pintándolo en la más pura concepción realista (Emilio Ocón), o lo recrearon en sus estudios de Madrid a través del recuerdo de sus visitas a estos parajes (Verdugo Landi).

EMILIO OCÓN Y RIVAS (1845-1904)
"Los Cantales"
Óleo sobre lienzo encolado a cartón   39x59 cms.
Firmado: E. Ocón / 1880
Colección particular, Málaga

La minuciosidad con que están pintados los cantos del primer término, así como las señales en las cuatro esquinas del lienzo para su sujeción, denotan fue realizado sobre el terreno, en aquellos desplazamientos madrugadores que don Emilio hacía desde su casa en El Palo, hasta los enclaves que elegía en determinados parajes a horas de distancia.

Hoy, los cantos que se ven en el cuadro no existen. Un trenecito los fue transportando a la Capital para relleno del sitio que, ganado al mar, hoy es el Parque de Málaga.
Junto con el desmonte de Gibralfaro en su falda sur (Campos Elíseos), fueron los materiales que convirtieron en realidad el sueño de DON ANTONIO CÁNOVAS, dotando a la Ciudad del bello jardín botánico que le sirve de pulmón.

Fotografía de Thomas y Roisin, año 1920
Vías férreas a su paso por El Cantal (La Cala del Moral)

Años más tarde, un discípulo de Ocón recreaba desde su estudio en Madrid, el promontorio de uno de los Cantales, esta vez batido por un enfurecido mar que se ha cobrado un naufragio, cuyos restos aparecen en primer término. La última crítica anterior a este cuadro, tachaba a Verdugo Landi de ser un pintor de marinas 'blandas', de aguas sosegadas y sempiternos mares en calma.

RICARDO VERDUGO LANDI (1871-1930)
"Resaca en la tempestad"
Óleo s/lienzo   66x108 cms.
Firmado: R. Verdugo Landi
Colección particular, Málaga

Preferentemente con las masas rocosas a izquierda, sus marinas se inspiran en costas agrestes, donde las moles que abruptamente caen al agua provocan en el espectador una sensación de 'choque de elementos'.

VERDUGO LANDI
"La llegada de las barcas"
Óleo s/lienzo   25x35 cms.
Firmado: R. Verdugo Landi
Museo Carmen-Thyssen, Málaga


VERDUGO LANDI
"Costa rocosa y playa"    DETALLE  
Óleo s/lienzo, firmado y fechado: R. Verdugo Landi / 98
Colección particular, Córdoba





Detalle de firma
y fecha del autor



Con el promontorio de Los Cantales y La Cala del Moral situados a la izquierda en el horizonte -y mientras compartía en Madrid sus labores de pintor con la profesión de periodista gráfico- este marinista concibió un cuadro de grandes dimensiones, con la toma desde un conocidísimo enclave de la costa malagueña:

RICARDO VERDUGO LANDI
"El Peñón del Cuervo. 1917"
Óleo s/lienzo   126x251'5 cms.
Firmado: R. Verdugo Landi
Colección UNICAJA, Málaga


Más monumentales en su narrativa, las vistas de acantilados requieren a veces mayores lienzos, siempre confeccionados en estudio, pero basándose en pequeñas tomas del natural 'a la manera de C. de Haes'.
Podían ser o no fieles a la realidad, según qué autor y el motivo compositivo del asunto, a veces complejo y sumatorio de varias tomas independientes.

EMILIO SÁNCHEZ PERRIER (1855-1907)
"Costa Brava"
Óleo s/tabla   45'5x55 cms.
Colección particular, Barcelona

CARLOS DE HAES (1826-1898)
"Naufragio"  
Óleo s/lienzo   86x132 cms.
Firmado: C. de Haes  (c.1866)
Colección particular, Marbella

En las dos siguientes obras, los mismos promontorios rocosos, en principio ubicados en la Playa del Bajondillo (Torremolinos-Málaga), se convierten en montañas rodeadas de un seco páramo.

C. de HAES
"Paisaje junto a Torremolinos"
Óleo s/lienzo   114x165 cms.
Firmado: C. de Haes
Museo del Prado, Madrid
/Primera medalla en la Exposición Nacional de 1860/


C. de HAES
"Planicie rocosa"
Óleo s/lienzo (firmado y fechado en 1859)
Palacio de la Almudaina, Palma de Mallorca


Otro cuadro de este mismo autor, ha sido hasta ahora mal interpretado:

 
CARLOS de HAES
"Torremolinos"
Óleo s/papel pegado a lienzo   29'5x41 cms.
-donado en 1899 al Museo de Arte Moderno por su alumno Jaime Morera-
Museo del Palacio de la Aduana, Málaga
/Este paisaje tomado del natural sobre papel, corresponde a una toma (c.1876) desde los promontorios de arenisca del saliente 'Punta de Torremolinos' -junto a la Playa del Bajondillo- hacia el interior, con el mar a la espalda del Pintor.
Lo que ha sido descrito erróneamente por los especialistas del Museo del Prado como lengua de un mar verdoso, no es sino hierba y vegetación baja del valle que hay junto a la costa -con los Montes de Málaga al fondo- y donde se edificó en la segunda mitad del siglo XX, parte del núcleo de la actual población popular de Torremolinos./


De lo que puede deducirse que, salvo excepciones, en pintura como en la vida misma, las cosas más pequeñas y humildes son las más veraces, en contraposición a las grandilocuentes y ostentosas.

CARLOS DE HAES
"Costa cántabra"
Óleo s/lienzo   236x172 cms.
Firmado y fechado: C. de Haes / 1872
Salió a la venta en 'Subastas F. Durán' (nov-1998), alcanzando un remate de 31.000.000 ptas., más comisión.

Compárese con esta otra obra del mismo autor:

CARLOS DE HAES
"Rebaño a la sombra"
Óleo s/tabla   23'5x15 cms.
Firmado: C. de Haes   (c.1875)
Colección particular, Málaga
/Tres óleos sobre tabla de similares dimensiones al anterior, están descritos en el 'Catálogo de las obras del Pintor en el Museo de Lérida' (Publicado por el Instituto de Estudios Ilerdenses -CSIC-, con motivo de la "Exposición monográfica en el Ateneo de Madrid", Lérida-1956)/












CARLOS van HAES NERINCKX
-retratado por Federico de Madrazo-
Óleo s/lienzo ovalado   DETALLE
Firmado y dedicado:
"A mi amigo C. de Haes
F. de M° / 1867"
Museo del Prado

                              Principales Premios
                              en su trayectoria profesional:
                              1858 y 1860   -Exposiciones Nacionales de Madrid, en ambas
                                                        Medalla de Primera Clase
                                           1878   -Exposición Universal de París,
                                                        Medalla de Oro

                 
El último paisaje anteriormente reproducido -"Rebaño a la sombra"-, fue regalo del Pintor a su novia Inés de Uhagón en 1875, un año antes de desposarla.
A principios de 1877 doña Inés fallecía de sobreparto junto a la recién nacida hija de ambos, sumiendo al artista en la época más triste y gris de su carrera.

Si les dieran a elegir entre esa tabla o el gran lienzo de la Subasta, consideraciones crematísticas aparte,
¿con cuál de ellos se quedarían?



Núm. 33

No hay comentarios:

Publicar un comentario