martes, 5 de mayo de 2015

La más Fea


En mis múltiples y distendidas conversaciones con doña Rocío Izquierdo Moreno, Conservadora Jefe del Museo de Bellas Artes de Sevilla -la segunda Pinacoteca de España por importancia-, me sorprendió sobremanera su desconocimiento de la figura y obra del pintor JOAQUÍN MARTÍNEZ de la VEGA, una de las firmas más sobresalientes de la Pintura Malagueña del XIX y la vinculación de ésta con la modernidad.

JOAQUÍN MARTÍNEZ de la VEGA (1846-1905)
"Fiesta de disfraces"
Óleo s/lienzo   43x76 cms.
Firmado: J Martinez de la Vega
Colección particular, Almería






Retrato del Pintor
-fotografía de la época-
/De este almeriense de nacimiento, pero hijo adoptivo de Málaga desde 1869 hasta su pobre y mísera muerte,
ya hemos señalado ciertos datos biográficos
en el capítulo núm. 18: "CUATRO RECUERDOS"/


En Málaga, la naturaleza acaricia tan suave que -aunque se viva pobremente- se percibe la sensación de poseer el señorío de sentirse 'libre dueño del tiempo'.


Esto le ocurrió a don Joaquín, por lo que hoy recordaremos la relación que estableció con una bellísima mujer, a la que hizo protagonista de una de sus mejores obras, rescatándola con su arte de la marginación a la que se veían abocados los socialmente rechazados.

En la ciudad, los artistas recababan las modelos que necesitaban para la Academia o sus estudios, en los ambientes nocturnos de mala nota, pues era impensable que en una sociedad burguesa de moral victoriana, señoritas decentes posaran ligeras de ropa.

Clase de escultura
Academia Colarossi  (c.1899)

En 1895, a los dos años de enviudar y en un estado físico deplorable que le hace cesar en sus funciones de académico, MARTÍNEZ DE LA VEGA conoce a una prostituta llamada Carmen.
Ya había retratado a otras modelos como Victoria, para carteles de Feria por solicitud del Ayuntamiento:

CARTEL DE FERIA, 1894
-mitad superior-
"Victoria, noche de Málaga"
Museo Artes Populares, Fundación Unicaja


Pero para el de las Grandes Fiestas de 1895 pone toda el alma porque se enamora perdidamente de la retratada.
Lo subtitula: "CARMEN, LA MÁS FEA DE MI TIERRA"

CARTEL DE LAS FIESTAS de 1895
-enmarcado y colgado en la colección de "Bodegas El Pimpi", Málaga-
El original en Museo de Artes Populares, Fundación UNICAJA

/...en las corridas de toros participan los diestros Rafael Bejarano, Antonio Fuentes y Emilio Torres "Bombita", con ejemplares de las ganaderías de Miura y Orozco... /
Fuegos, exposiciones, celebraciones múltiples y un extenso programa, auguraban el máximo esplendor.

Cuando en el Salón del Ayuntamiento, en presencia de la Junta de Festejos, se descubrió el lienzo que iba a ser enseña como cartel de la Feria, un rumor de sorpresa se propagó entre autoridades y público. Reconocieron a Carmen, y aquella noche en el Café de La Loba, no se habló de otra cosa.


Como víctima de la vida pública, que por carencias económicas se veía obligada a ejercer, Carmen era portadora de una de las peores lacras de fin de siglo: la sífilis.
El doctor García Herrera, médico, psiquiatra y biógrafo del pintor, nos relata que el conocimiento de la enfermedad que aquella mujer padecía, no fue obstáculo para el amor del Maestro, que pagó bien cara su pasión.
Meses después, se veía obligado a separarse de la modelo "con el cuerpo lacerado de llagas y el espíritu desolado por una tragedia más".

Se refugia en el pastel, abandonando el óleo, y al igual que el catalán Anglada Camarasa está haciendo en París, se adelanta a su tiempo y abraza el Modernismo, a través de fugaces ejecuciones de alto valor estético y de orden onírico o religioso. Entre estos últimos se encuentra la serie "Las Tentaciones", donde una figura masculina, con hábito monacal, huye despavorida del ofrecimiento que mujeres semidesnudas le hacen de alcohol y sexo.

JOAQUÍN M. DE LA VEGA
"Tentación de San Antonio"
Pastel s/papel   46x34 cms.  
Firmado: Martinez de la Vega
Colección particular, Málaga


J. MARTÍNEZ de la VEGA
"Tentación"
Pastel s/papel   39x65 cms.
Firmado: Martinez de la Vega
Colección particular, Málaga
/Perteneció al pintor Federico Bermúdez Gil/

En otras tres versiones -ninguna idéntica-, o la que presentamos a continuación, hasta ahora inédita, Venus y el elixir de Baco persiguen al torturado personaje que vacila y huye:

JOAQUÍN MARTÍNEZ de la VEGA
"Las Tentaciones"
Pastel s/cartón   48x61 cms.
Firmado: Martinez de la Vega
Colección particular, Málaga

En esta última obra, se ven al fondo los arcos de la segunda planta del 'Parador de San Rafael' donde, en una de sus habitaciones y en completo abandono, murió solo y olvidado.


Por eso la Conservadora del Museo sevillano, no se acordaba de él.




Núm. 31

4 comentarios:

  1. Hola me gustaría conocer el valor de un cuadro de Martinez de la Vega firmado en 1900.
    Mi email es dr.fjdominguez@gmail.com
    Muchas gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo sentimos, pero no podemos arrogarnos el cometido de efectuar tasaciones de obras, algo totalmente subjetivo y condicionado por cada determinado momento del mercado del arte.
      Puede dirigirse a los departamentos de valoración de "Subastas Ansorena", "Castellana" ó "Fernando Durán", en Madrid, donde podrán asesorarle correctamente.

      Gracias por visitar estas páginas.

      Eliminar
  2. Excelente trabajo de recopilación de cuadros de autores malagueños del siglo XIX. Las historias anexas a cada cuadro son muy interesantes y amenas. A través de ellas me he emocionado y he aprendido muchas cosas de mi ciudad. A destacar todo lo referente a Moreno Carbonero ("chapeau"). Me ha encantando conocer la historia del magnífico cuadro de Enrique Simonet "...y tenía corazón" porque tuve la suerte de verlo en el palacio de Buenavista cuando tenía yo once años. Rompedora la historia romántica del extraordinario pintor Martínez de la Vega y muchas cosas más....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querido amigo Pedro:
      Me alegra sobremanera que tu aterrizaje en estas páginas haya tenido lugar a través de los comentarios correspondientes a uno de los artículos sobre Martínez de la Vega. Este casi desconocido artista fuera de nuestra Provincia, tenía sin embargo en la sociedad malagueña tal fama como Pintor e insigne Profesor de la Academia, que quien venía de fuera preguntaba: "si este hombre apenas tiene en Málaga cuadros pintados ¿cómo lo alaban ustedes tanto?". A lo que nuestros paisanos respondían: "¡Pues anda, que si los pintara!".
      Quiero hacerte observar que esa pasión que despertaba en su entorno era debida a su personalidad romántica y gallardo porte, pero la mala suerte se cebó en él y cuanto tenía lo perdió.
      En el otro capítulo sobre este Pintor -"Cuatro recuerdos"- he intentado posicionarme de su lado pues como tú bien sabes, los avatares de la Fortuna me hicieron enviudar con la misma edad que don Joaquín y he llegado psicológicamente a empatizar con él. Tú eres Ingeniero -hombre de ciencias- y yo no soy el gran artista que fue Martínez de la Vega, pero la gran amistad que nos une desde niños y la educación compartida, nos hace ver con admiración y a la vez compasión, la truncada carrera artística de tan original personaje.

      Sobre Moreno Carbonero o tu preferido Enrique Simonet, me encantaría responderte en algunos de los capítulos que he dedicado a ambos maestros. Sólo falta que "entres al trapo"...

      Muchísimas gracias Pedro.
      Recibe el gran abrazo que siempre rubrica nuestros encuentros. Un beso para Colette y los niños.
      gonzalo

      Eliminar