viernes, 1 de mayo de 2015

Un marinista que pintaba árboles


GUILLERMO GÓMEZ GIL (Málaga 1862-Cádiz 1942), se había distinguido con tan sólo catorce años, en las clases de colorido de su maestro Ferrándiz. Pero desaparecido éste, se inscribe más adelante como discípulo de Emilio Ocón, otro de los insignes profesores de la Academia de Málaga y destacado marinista, participando como tal en la Exposición Internacional de Madrid de 1892.

G. GÓMEZ GIL
"Puerto de Málaga"  
Óleo s/lienzo   125x195 cms.
Firmado y fechado: G Gómez Gil - 89
Colección Unicaja, Málaga
/La vista está tomada junto al taller-estudio que don Emilio Ocón poseía en el muelle del Puerto/

Otras marinas, con visión de la bahía y la costa de la ciudad, son muy frecuentes en su producción:

Guillermo Gómez Gil
"Iniciando la faena"
Óleo s/lienzo. Firmado: G Gomez Gil
Colección privada


Guillermo Gómez Gil
"Nocturno"
Óleo s/lienzo   32x48 cms.
Firmado en rojo
Subastas Ansorena (XI-2008), Madrid


G. GÓMEZ GIL
"Marina nocturna"
Óleo s/lienzo   134x93 cms.
Firmado en negro
Subastas Ansorena (XII-2013), Madrid


Guillermo G. Gil
"Atardecer sobre la costa de Málaga"
Óleo s/lienzo   90x116 cms.
Firmado: G Gomez Gil / 1918
Museo Carmen-Thyssen, Málaga

Dada la aceptación comercial que tenían las vistas crepusculares, insistió en ellas con demasiada frecuencia.

GUILLERMO GÓMEZ GIL
"Peñón del Cuervo. Málaga"
Óleo s/lienzo   100x120 cms.
Firmado en rojo: G. Gomez Gil / 921
Galería ALTUS, Buenos Aires (Argentina)


GUILLERMO GÓMEZ GIL 
"Ocaso en la bahía de Málaga"
Óleo s/lienzo
Firmado: G Gomez Gil
Colección privada

Soñó una Málaga de atardeceres irreales y ganó con sus marinas la Segunda Medalla en la Exposición Nacional de 1901, repitiendo el mismo premio en 1908.
En 1910 obtuvo por oposición plaza de Profesor en la Escuela de Artes Industriales de Sevilla. Exponía con regularidad en el 'Salón Cano' de Madrid, donde sus marinas tenían una buena aceptación del público. Allí conoció su obra el marchante de arte Sr. Bou, a través del cual llegó su pintura a Sudamérica.

GUILLERMO GÓMEZ GIL
"Efecto de luna en Bayona"
Óleo s/lienzo   115'5x177 cms.
-fechado y localizado en Bayona, 1917-
Firmado: G. Gomez Gil
Diputación Provincial de Zamora -depósito del M. del Prado-
/En este cuadro se advierte la preferencia de Gómez Gil por los paisajes marítimos de fuertes contrastes lumínicos, al igual que Adolfo Ocón Toribio, sobrino del profesor don Emilio Ocón y Rivas (este Maestro sin embargo, elegía para sus propias obras colores claros y brillantes).
Ambos, Gómez Gil y Adolfo Ocón, habían sido alumnos suyos en la Academia y, si comparamos las luces de la anterior marina nocturna -semejantes a las que aplicaba Adolfo- con las de la obra que equivocadamente se expone en el 'Museo Thyssen-Málaga' a nombre de don Emilio, comprenderemos lo erróneo de su atribución.





ADOLFO OCÓN TORIBIO (1863-1935)
"Marina -Puerto norteño-"
Óleo s/lienzo   200x148 cms.
Museo CARMEN-THYSSEN, Málaga
-atribuído a Emilio Ocón y Rivas- /.



Son raros los óleos de retratos pintados por don Guillermo:

G. GÓMEZ GIL
"Dama con mantilla"
Óleo s/lienzo   57x43 cms.
Firmado en siena
Subastas Ansorena (ene-2012), Madrid
/En esta obra sorprende lo suelto de la pincelada y el tratamiento del color, muy avanzado para el momento y el entorno en que se desenvolvía./

Igual de escasos son los bodegones en su producción, demostrando en ellos un sutil tratamiento de las flores; en su modalidad silvestre las prodiga como complemento en sus vistas terrestres, bien en los linderos de los caminos o como pretexto para situar la firma.

GUILLERMO GÓMEZ GIL
"Bodegón de flores y frutas"  
Óleo s/lienzo   95x148 cms.
Firmado y fechado en 1892.
Subastas Ansorena (ene-2012), Madrid

Curiosamente, en este último cuadro podemos ver una hoja partida de pita en primer término, que nos remite a un cuadro de Gómez Gil de paisaje no marino, en la Colección THYSSEN de Málaga:

GUILLERMO GÓMEZ GIL
"Cerca de la Fuente"   DETALLE
-también en primer término, la hoja de pita-
/cuadro completo en Capítulo núm. 13: "ARRIEROS SOMOS"/


Más sincero en los paisajes terrestres, hay sin embargo dos características que curiosamente repite en éstos: determinados tipos de árboles, inventados y no presentes en el encuadre elegido y un singular desmonte con casita y pitas, colocado a la fuerza en la narración.















                                           
                                     DETALLE
                                     de la zona derecha
                                     en la obra anterior

                                           
                                         
Obsérvese en el siguiente óleo, además del carromato en el camino, la casa sobre el barranco y las pitas que la circundan:

GUILLERMO GÓMEZ GIL
"Cercanías de Málaga"  
Óleo s/lienzo   61x101 cms.
Firmado en siena: G Gomez Gil
Subastas Durán (III-2015), Madrid


Un bello cuadro, hasta ahora inédito, que muestra un rincón de Málaga hoy desaparecido, aúna algunos de los estereotipos de sus paisajes:

GUILLERMO GÓMEZ GIL
"Arroyo de los Ángeles, Málaga"
Óleo s/lienzo   37x65 cms.
Firmado en rojo y fechado en 1894
Colección particular, Málaga

Este paisaje, que recoge en lontananza el Convento de la Trinidad -a izquierda- y en primer término la entrada a la Hacienda Pacheco (actual barriada de Miraflores de los Ángeles), estaba en posesión de la sobrina de José Nogales Sevilla, que lo había heredado de éste.

"Arroyo de los Ángeles, Málaga"
DETALLE

Dicha señora refería que Gómez Gil se lo había regalado a su tío como recuerdo; el intercambio de obras entre compañeros era frecuente y se esforzaban en ofrecer las más meritorias.










DETALLE del cuadro anterior
-zona central derecha-



Al igual que en la obra "Campesino", descrita en el Capítulo núm. 13, obsérvese la hoja quebrada de pita -otra vez en primer término- en la siguiente:














                          G. GÓMEZ GIL
                          "Pelando la pava"  
                          Óleo s/tabla   19x12 cms.
                          Firmado y fechado en 1889
                          Colección particular, Málaga


También los mismos árboles y el pilarón encalado, se repiten en todos:














GUILLERMO GÓMEZ GIL
"Dando de comer a las gallinas"
Óleo s/lienzo   110x54 cms.
Firmado: G Gomez Gil / 1896
Subastas SEGRE (XI-2009), Madrid


GUILLERMO GÓMEZ GIL
"Fiesta en la orilla"
Óleo s/lienzo -firmado en color siena-
Colección privada, Alemania

Desmonte, carreta, pitas, caserío, cielo plomizo y efecto de sol en el camino, son denominador común en sus paisajes terrestres.


Tenía una hermana llamada Lola que también pintaba marinas, aunque de inferior calidad; la similitud de las firmas de los dos hermanos ha propiciado que en algunas ocasiones, anticuarios sin escrúpulos hayan trucado la de Lola por la de Guillermo.










Dolores Gómez Gil (1895-1966)
"Marina"  
Óleo s/lienzo   60x73 cms.
Firmado: L. Gomez Gil
Subastas Durán (III-2014), Madrid










Lola Gómez Gil
"Marina al atardecer"
Óleo s/lienzo   45x54 cms.
Firmado: L. Gomez Gil
Subastas Fígaro (III-2017), Sevilla
                                              Detalle de la firma de Dolores G. Gil


Firma auténtica de GUILLERMO GÓMEZ GIL
-para ejecutarla sólo utilizaba el rojo, negro o sombra tostada-
En casi todos sus paisajes no marinos, su segunda firma era una caída y rota hoja de pita.

Don Guillermo murió en 1942, en los difíciles tiempos de la postguerra civil, pobre pero respetado por todos y en la modesta casa que tenía en Cádiz.

Ha sido el único caso en la Escuela Malagueña, de un marinista que pintaba paisajes terrestres con árboles que no existían.


Núm.26

No hay comentarios:

Publicar un comentario