sábado, 20 de junio de 2015

Gritos de socorro

En enero de 1987 la Diputación Provincial de Málaga, continuando la labor de apoyo que desde el siglo XIX venía prestando a la Escuela Malagueña de Pintura, organizó una exposición sobre el pintor FRANCISCO PEINADO, titulada "Las siete moradas"; los comentarios del catálogo editado para tal fin, corrían a cargo del poeta José M. Cabra de Luna.
Uno de los siete cuadros era impactante:

FRANCISCO PEINADO (Málaga, 1941)
"La inundación"   DETALLE

En esta obra experimental, donde hacía uso del "collage", el pintor mostraba dolor, desgarramiento interior y sobre todo, soledad.
Hijo de un modesto sastre, Peinado había vivido hasta los 22 años en Brasil con sus padres -aunque malagueño de nacimiento-, y en Sao Paulo cursó estudios en la Escuela Superior de Bellas Artes.

FRANCISCO PEINADO
"La inundación"   1986
Técnica mixta sobre táblex   73x 93 cms.
Firmado: Peinado
Colección particular, Málaga

El grito desgarrador del personaje que centra el cuadro, está lleno de referencias al realismo mágico suramericano, máxime cuando el relato es la tragedia presenciada por testigos impotentes -rescatadores y periodistas-, de las últimas sesenta horas que vivió la joven OMAYRA SÁNCHEZ en noviembre de 1985, cuando quedó atrapada durante tres interminables días, en el lodo proveniente de la anunciada explosión del volcán Nevado del Ruiz y que, tras larga agonía, la gangrena e hipotermia terminaron acabando con su vida.

"La inundación"   DETALLE

Omayra fue una de las 20.000 víctimas de la ciudad de Armero, que con 29.000 habitantes desapareció sepultada bajo el lodo que provocaron los flujos piroclásticos del cono volcánico.

Volcán Nevado del Ruiz

La explosión provocó la fundición de la
décima parte del glaciar

Hielo, barro y escombros bajaron por la ladera a 60 kms./hora,
arrastrando cuanto encontraba a su paso


Fotografía de FRANK FOURNIER
-"Premio WordPress" (dio la vuelta al mundo)-
Primer dia: aún había un rayo de esperanza

Día segundo: angustia, desesperación, resignación

Fase final: las bombas hidráulicas que tenía que haber enviado el Gobierno de Colombia, no llegaron.
La joven murió aprisionada entre los escombros y el lodo.




'Mi obra va naciendo relacionada con casos que van pasando y con noticias que me afectan...'










"Retrato de FRANCISCO PEINADO"
Óleo s/tabla   61x50 cms.
Obra de GABRIEL ALBERCA (1934-2011)
Firmado, titulado y fechado 2001
Museo Municipal de Málaga / IV-2006

Reconocimientos al recorrido artístico de FRANCISCO PEINADO:
               - Premio Internacional de Dibujo, Rijeke / 1968
               - Premio Internacional de Pintura, Cagnes Sur Mer / 1977
               - Primer Premio VII Bienal Internacional de Arte, Marbella / 1983



FRANCISCO PEINADO RODRÍGUEZ
"La Trini"
Óleo sobre táblex
(se autorretrata en la cama)
/Aislado en su casa-estudio de Alhaurín de la Torre, Peinado vive ajeno al mundo, rodeado de soledad y sumido en el sufrimiento; la visita esporádica de alguna mujer o un rato de charla con su amigo, el pintor Gabriel Alberca -que lo retrató en una magnífica obra expuesta en su última antológica -, eran sus únicos contactos con la cotidianidad. Hoy su amigo ya no está y aquellas conversaciones entre ambos sobre la intrascendencia de la vida, flotan en la atmósfera que envuelve los cuadros de Peinado/.

















EDWARD MUNCH (1863-1944)
"Autorretrato"   DETALLE
Óleo s/lienzo
Sin firmar


Munch escribió sobre el dorso de uno de los cuatro cuadros que realizó para "El Grito": /sólo un loco pudo pintar esto/

La obra de este pintor y grabador noruego, está presidida por la angustia como expresión última.

EDWARD MUNCH
"El Grito"   1893
Óleo, temple y pastel sobre cartón    91x74 cms.
Sin firmar
Museo Nacional de Oslo, Noruega

Tanto en el original, como en las tres réplicas que pintó, el cielo tiene connotaciones trágicas que recuerdan las consecuencias de la explosión del volcán Krakatoa diez años atrás (ver capítulo núm. 6 /Paisajes con cielos extraños/)

Traslado de "El Grito"
Témpera sobre cartón tratado    84x66 cms.
Sin firmar
Museo Munch, Oslo

Al igual que E. Munch vivió las secuelas de la crisis financiera de la Gran Depresión de 1929, que exacerbaron su ansiedad, F. Peinado -a sus 72 años-, exponía en Málaga una muestra de 22 cuadros que titulaba "Made in Germany", donde reflejaba a las claras la ida a pique de la Europa del Euro; la emblemática obra que llamó "El naufragio, SOS euro" era el exponente de sus temores y angustia sobre la crisis del sistema.
Todo es cíclico. A principios del siglo XX, la ruptura de la UNIÓN LATINA -antecedente histórico de la actual UNIÓN MONETARIA EUROPEA- mostró que, aún basándose en un sistema bimetálico (dinero de oro y plata), la torpeza de los gobernantes es capaz de hundir cualquier orden económico-social, por muy bien urdido que haya nacido.
Por eso, salvo para unos cuantos optimistas irredentos y suicidas, la Humanidad -como sus artistas pintores- tiene servida periódicamente sus dosis de angustia y ansiedad.

Y como en las tierras del Sur, el arte se da la mano con la gracia y el salero, aún hay un tercer 'grito', el del chascarrillo popular:  "¡ Si esto es lo que hay, PUES A VIVIR, QUE SON DOS DÍAS...!"


"El anti-grito"
Práctica y deporte del Submarinismo: sentir palpitar la vida en el más absoluto SILENCIO.



Núm. 51

No hay comentarios:

Publicar un comentario