jueves, 4 de junio de 2015

Los bronces del Gabinete

Cuando se desmontó el mobiliario del que había sido Gabinete de JOSÉ MORENO CARBONERO en su coqueto palacete de Málaga -donde alternaba estancias con su casa de Madrid -, entre todos los enseres se inventariaron para su venta cinco bronces, incluyendo un relój francés de sobremesa y una escribanía.
Durante más de un mes fueron expuestos juntos, en la céntrica Librería Rivas, cuyo propietario había hecho famosa la frase: "En Málaga hay cien tabernas y una librería, que es la mía".

Casa del pintor José Moreno Carbonero
Paseo de Sancha, Málaga

Su venta no diseminó los cinco objetos, ya que fueron adquiridos por un mismo anticuario que los conservó entre sus mercaderías hasta bien entrados los años sesenta, terminando al fin el lote en otra tienda de antigüedades: "El Martinete", situada en la Plaza de San Pedro Alcántara hasta un año después del fallecimiento de su propietario, Juan Luis Muñoz Abad.

Fue Mariano Fortuny el que introdujo en España -proveniente de Francia- la moda de sobrecargar de antigüedades los estudios de los pintores. Imitándole, todos los que sobresalían por sus éxitos y disponían de medios, iniciaban colecciones, destacando entre ellas los bronces por su durabilidad y porque no le hacían competencia a la obra colgada en las paredes.

Colección de PEQUEÑAS ESCULTURAS
rescatadas en su mayoría -según datos de inventario- de antiguos estudios o gabinetes de pintores centroeuropeos del XIX.
Museo del Louvre, París


Relacionamos a continuación, las cinco que decoraron el Gabinete en la planta baja de la casa malagueña de Moreno Carbonero:

"Safo"
según JAUME PRADIER (1792-1852)
Bronce siglo XIX.  Firmado: J. Pradier
Medidas   40x17x30 cms., patinado
-sobre peana en piedra negra pulida-

Describe a la antigua poetisa Sapho, desesperada, meditando su suicidio en una expresión de drama contenido.

JAUME PRADIER
"Sapho"
Mármol   118x67x120 cms.
Musée d'Orsay, París







DETALLE
Expuesta la escultura en el Salón de París de 1852, el autor murió súbitamente. La obra fue entonces cubierta con un velo negro, concediéndosele al artista la Medalla de Honor de la Exposición, a título póstumo.



Ese tema también se recreó en la pintura realista de corte académico de primeros del XX:

JOHN WILLIAMS GODWARD (1861-1922)
"Los días de Sappho"
Firmado y fechado en 1904


CHARLES-AUGUST MENGIN (1853-1933)
"Sappho"
Firmado y fechado en 1877
Colección privada


En base a aquella famosa obra sobre la reflexión, otra pequeña estatuilla había llamado la atención de Moreno Carbonero, incorporándola a uno de los escritorios del Gabinete:

"Filósofo romano", según MATURINO MOREAU (1834-1917)
Bronce siglo XIX.
Firmado: Moreau
Bulto redondo   30x26 cms., patinado.

Reiterándose sobre lo mismo, un gran escultor eclipsaba a sus coetáneos, con una creación de fuerte intensidad meditativa:

AUGUST RODIN (1840-1917)
"El pensador"
Bronce, terminado en 1902
Museo Rodin, París

Ante la Academia Griega, se instalaba la estatua de otro gran filósofo clásico, conocido popularmente por ser autor de la máxima "Conócete a ti mismo".

"SÓCRATES"
Academia de Atenas, Grecia

En los años en que se esculpían estas obras, Nietzche proclamaba que "Sócrates fue el sepulturero de la metafísica" y "el destructor del mito a favor de la razón". Recordemos que el filósofo fue condenado en 399 a. de C. -en el Ágora de Atenas y ante 500 personas-, a suicidarse bebiendo la cicuta.

Sin tanta trascendencia de pensamiento, un relój de cuerda de 8 dias y con figuras, había adornado el recibidor del Gabinete:

Relój de época-Napoleón III.
Siglo XIX, según CLAUDE MICHEL CLODION (1738-1814)
"Jóvenes amantes"
Bronce patinado   52x42x20 cms.
Firmado: Claudion (sic)

El motivo sería recreado con brillantez y color, años más tarde, por el pincel de un excepcional artista, en un insinuante cuadro:

LAWRENCE ALMA-TADEMA (1836-1912)
"No me lo pida"
OPUS CCCLXXIX. Firmado y fechado en 1906
Óleo s/lienzo   80x116 cms.
Colección 'Harriet Bridgeman', Londres

Sin embargo, lejos de esta romántica escena, Michel Claudion había provocado un sonado escándalo, exponiendo otra diminuta y valiente obra:

MICHEL CLAUDION (indistintamente Clodion o Claudion)
"Joven lavándose"
Terracota policromada
/Esta pequeña estatuilla es actualmente muy apreciada por mostrar un ejemplo de los primeros 'bidets', inventados en el país vecino y lentamente introducidos en el resto/














Bidet de los 'felices años 20', fabricado en porcelana, con conexión de desagüe y que se situaban dentro de los dormitorios.


Volviendo a los bronces del palacete del Paseo de Sancha, describiremos una "Diana cazadora" de peculiar estilo:

"Tellas Bavárica"
según HUBERT GERHARH (1540-1620)
Bronce siglo XIX  
Medidas   70x27 cms., patinado
Firmado: H. Gerhard (sic)

Curiosamente, según los empleados domésticos de la casa, don José se refería jocosamente a esta figura como "la culona", probablemente debido a lo exacerbado de caderas y vientre de la Diana nórdica, simbolizando fertilidad.

















DETALLE
"Tellas Bavárica"




De carácter completamente distinto, el motivo orientalista que adornaba la escribanía de la mesita-escritorio donde el Pintor atendía la correspondencia, hacía alusión a su procedencia:

"Escribanía con Beduino"
Autor anónimo -principios siglo XX-
Bronce   46x30x28 cms., pátina dorada.
Sobre peana de ágata pulida.

Esta pieza fue regalo de Dámaso Berenguer al Pintor. El General la había usado en su despacho durante su estancia en Melilla, en el transcurso de su carrera militar en la Guerra de Marruecos, conservando Moreno Carbonero una fotografía del que luego sería Presidente del Gobierno, sentado ante una mesa-escritorio con uniforme de coronel; sobre la misma podía identificarse la escribanía.

DÁMASO BERENGUER y FUSTÉ (1873-1953), fotografiado tras ALFONSO XIII, junto a otro jefe militar integrante del que fue penúltimo período de la Restauración borbónica.
El General Berenguer, vencedor en la Toma de Xauen en 1920 -por lo que recibió el título de Conde de Xauen-, un año más tarde y debido a la insubordinación de su segundo (Fdez. Silvestre), dio lugar a que el jefe enemigo Abd el-Krim le infligiera una gran derrota conocida como "Desastre de Annual". Tras la instauración de la República, el General fue procesado por el Tribunal Supremo en 1932.

Estos avatares históricos y la pérdida de su esposa, familiares y amigos, fueron sumiendo al artista en una profunda tristeza, aunque siguió pintando hasta el final.

Don JOSÉ MORENO CARBONERO
en su venerable ancianidad.


Falleció en Madrid, pero cumpliendo su voluntad, el féretro fue trasladado a Málaga -la ciudad que le vio nacer y que tanto amaba- y transportado a hombros desde el centro al Cementerio de San Miguel, por los académicos de San Telmo.

Los cinco objetos detallados en este artículo, pertenecientes a la que fue mansión malagueña de don José Moreno Carbonero, se conservan todavía hoy en colecciones particulares de la Ciudad.



Núm. 45


3 comentarios:

  1. Muy interesante entrada (que aún no había leído). De James Pradier, como bien dice en su comentario, es impresionante la Safo que podemos ver en Orsay, aunque también otros sitios en París donde podemos ver sus obras. París está "vestida" con su trabajo en Les Invalides, en l'Arc de Triomphe, y otros lugares. Ignoro en qué fecha adquiriría Moreno Carbonero esta estatuilla, pues hasta la década de los 80 Pradier, que gozó de fama en vida, había sido olvidado de forma injusta. Debía ser toda una rareza, me parece a mí.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Según la información que pude recabar en su día, ese bronce fué un obsequio de aniversario que le hizo su esposa -doña Rosario Castel-, adquirido en París y que, junto a los otros cuatro que se describen en el artículo, se conservó en su casa malagueña hasta que fué desmantelada.

      Gracias por su intervención.
      SALUDOS

      Eliminar
    2. Gracias a vd. nuevamente, por la aclaración (que denotan que tras estas entradas hay pasión y no pocas horas de investigación).

      Saludos ;)

      Eliminar