jueves, 11 de junio de 2015

VANIDAD DE VANIDADES: El eterno femenino

Un reciente y sorprendente descubrimiento en Indonesia, ha retrasado la aparición de las primeras manifestaciones del arte rupestre al Paleolítico Superior, coincidente con la Glaciación de Würm, donde "Homo Sapiens" -resguardado de los elementos en una gruta- deja la impronta de una mano en la pared de piedra.

Impresión de mano (estarcido)
40.000 años a. de C.
Cuevas de Sulawesi, INDONESIA

Lo que llama la atención de este estarcido, es la finura de los dedos y la muñeca de quien hubo de servir de modelo, tan alejado de la palma de la mano ancha y potente -en las impresiones de hace 15.000 años- de los abrigos del sur de Francia. Podríamos deducir que el modelo correspondía a un cuerpo femenino.

Centro de Arte Rupestre "Antonio Beltrán"
Ariño (Teruel), España

La Gran Madre, cuidadora del habitat mientras el hombre explora o caza, y de efímera existencia -dado lo proclive a contraer infecciones tras los partos-, era el modelo a perpetuar en la cueva.

Consciente de lo etéreo de su juventud y por consiguiente de la belleza del cuerpo, la mujer aspira desde tiempos remotos a dejar recuerdo de lo que fue y no volverá a ser.

Sobre el particular, relataremos una historia del siglo II, muy poco conocida pero explícita:
A la muerte del emperador romano Pertinax (126-193), dos mujeres deseosas de perpetuar su retrato en las monedas -lo cual sólo estaba permitido a la familia imperial-, persuadieron a su esposo y padre, el sexagenario senador DIDIO JULIANO, para que pujara en subasta por el trono, que había sido puesto en venta por las cohortes pretorianas. El hombre, más dado a los estudios de jurisprudencia que a regir Roma, fue débil y accedió a la ambicion de las dos mujeres, ofreciendo 25.000 sextercios a cada soldado pretoriano si lo elegían.
Nombrado Emperador, inmediatamente comenzaron las labores de acuñación de monedas con las efigies de Didio y de la nueva emperatriz Manlia Scantilla y su bellísima hija Didia Clara.

 




MANLIA SCANTILLA
Sextercio del año 193
Bronce-oricalco: 18'8 grs.  Diám.: 28 mm.
Ceca: Roma
Rev./ Iuno Regina SC (con el permiso del Senado)
Colección particular, Málaga


Quedaba así cumplido el ardiente deseo de las dos advenedizas, pues toda Roma contemplaría sus retratos en las monedas -de hecho, ya tenían los troqueles y los cuños preparados antes de la ascensión al trono-.






DIDIA CLARA
Aúreo del año 193
Oro: 6'68 grs.  Diám: 18 mm
Ceca: Roma
Rev./ Hilaritas
Numismática Ars Classica AG, Zürich


La plebe, irritada, saludó a la nueva familia imperial con insultos y una lluvia de piedras.
El recién proclamado Emperador, con un gran patrimonio pero escaso de liquidez, dilató el pago prometido a los soldados y éstos, a los 66 días de su nombramiento, lo asesinaron.
Procedente de los ejércitos destacados en Pannonia, donde ejercía el generalato, llegó el siguiente emperador -Septimio Severo (146/211)- que, una vez establecido en Roma, entregó el cadáver de Didio Juliano a su esposa para que le diera sepultura y revocó los títulos otorgados a ella y a su hija Didia, privándolas de rango y confiscando sus riquezas.

Cuando en la cultura faraónica del antiguo Egipto, quería castigarse con el olvido a un personaje ignominioso, el ritual era borrarlo de toda figuración en templos, estelas o tumbas.
Similar fórmula utilizaron los romanos para sancionar el comportamiento inapropiado de sus gobernantes: la "damnatio memoriae" o condena a no ser recordado; estatuas, inscripciones estelares e incluso monedas en las que figurase la efigie del proscrito se destruían, mutilaban o acuchillaban.


Un discípulo de Durero en el siglo XVI, nos  muestra en toda su crudeza (en un entorno donde las epidemias y la Gran Peste hacían estragos), el horror que provocaba en la mujer la pérdida de piezas dentales, debida la mayoría de las veces a descalcificación causada por los embarazos, y el envejecimiento -con la consiguiente pérdida de lozanía y belleza-, que les restaba influencia en el esposo y hasta las eliminaba socialmente.

HANS BANDUNG GRIEN (1480-1545)
"Las edades de la mujer"   DETALLE
Óleo s/tabla
Museo del Prado, Madrid













SEBALD BEHAM
(1500-1550)
"Llegó tu hora"
-grabado de 1548-


El paso del tiempo y la presencia de la muerte ya habían ido apareciendo en las obras de arte medievales, señalando sus nefastas consecuencias con más incidencia en la mujer que en el varón, en parte por la sensibilidad femenina y también, porque el hombre estaba quizás endurecido en la caza y la guerra y por tanto, más preparado psicológicamente para el encuentro con 'la parca'.















         



            BERNARDO STROZZI
                            (1581-1644)
                 "La vieja coqueta"
                  -pintado en 1617-
                 Colección privada



Ricos ropajes y joyas, adornando una juventud radiante en un determinado momento de la existencia, eran retratados por los pintores que así halagaban la vanidad de jóvenes herederas de los próceres de la época.

ARY SCHEFFER (1795-1858)
"Mujer con perlas"
Pintado sobre 1840
/Esta obra nos hace recordar el famoso cuadro de Johannes Vermeer de 1665, del que últimamente se cuestiona si lo que adornaba su oreja era una perla o un pendiente de plata/

En los encargos de retratos de clientas pudientes, por mucho que el pintor quisiera favorecerlas, tenía que someterse a determinado realismo, pues de lo contrario no sería reconocible y éste podría ser devuelto, por lo que si la modelo estaba 'entrada en carnes' nunca iba a ser pintada como una sílfide.

JOSEPH SIFFRED DUPLESSIS (1725-1802)
"La Señora de Saint-Maurice"
Óleo s/tela.  Firmado
Colección particular

FEDERICO de MADRAZO y OCHOA -'Coco'- (1875-1934)
"Dama ante el espejo"
Óleo s/lienzo oval   138'5x85 cms.
Firmado: FC MADRAZO
Subastas Setdart (VII-2017), Barcelona

A finales del siglo XIX, los Madrazo hicieron fortuna retratando a damas que así subrayaban su estatus, independientemente de las obras en las que -utilizando a sus propias modelos- pintaban libremente lo que querían, siempre y cuando su posición económica alcanzada se lo permitiese; éste era el caso de uno de los cuñados de Fortuny:

RAIMUNDO de MADRAZO y GARRETA (1841-1920)
"La modelo Aline Masson"
Óleo s/lienzo   60x47 cms.
Firmado   (c.1910)
Museo del Prado, Madrid
/Esta parisina, hija del conserje del Palacio del marqués de Casa Riera, de pícara mirada y elegante porte, se convertiría en la modelo favorita del Pintor/.


En Málaga, los retratos femeninos de Martínez de la Vega causaban sensación (ver Capít. núm. 18: /Cuatro recuerdos/ y núm. 31: /La más Fea/), aunque tras la belleza de algunas de sus modelos se escondiera la tragedia de terribles males finiseculares: tuberculosis y sífilis.
Por estos años, donde esas enfermedades contagiosas golpeaban y diezmaban la población, resurgían de nuevo en centroeuropa dramáticas obras de artistas -como aquéllas del siglo XVI-, recordándole a la mujer su fragilidad ante las infecciones:










MARTIN van MAËLE
(1863-1926)
"El abrazo de la muerte"   DETALLE
Litografía coloreada s/papel
-del album 'De Sceleribus et Criminibus', 1908-
Biblioteca Nacional Francesa, París


Aparentemente menos preocupado por las plagas y epidemias que hacían estragos a su alrededor, Pedro Sáenz -el pintor malagueño mejor representante de los autores de retratos femeninos-, al que se le llamó 'pintor de mujeres', prerrafaelista y adscrito al modernismo, muestra en su discurso creativo un doble lenguaje (ver su obra "La tumba del poeta" en Capítulo núm. 24, y el trasfondo del cuadro "Inocencia", expuesto más adelante).

PEDRO SÁENZ SÁENZ (1864-1927)
"La hija del Artista"
Óleo s/lienzo oval   68x50 cms.
Subastas Durán /IV-2011/, Madrid

Este autor, discípulo de Ferrándiz, no rehuyó el difícil retrato infantil, saliendo airoso del mismo sin incurrir en poses que faltaran a la elegancia y el buen gusto:

PEDRO SÁENZ
"Inocencia"
Óleo s/lienzo   93x157 cms.
Firmado: Pedro Saenz / 99
-Obtuvo medalla de segunda clase en la Exposición Nacional de 1899-
Academia de Bellas Artes Santa Cecilia, Puerto de Santa María (Cádiz)
/El historiador de arte don Tomás Galicia Gandulla, especialista en la biografía y obra de este Pintor -del que versó su tesis doctoral- ha descubierto escabrosas connotaciones de falso carácter terapeútico sobre el significado de este retrato de niña, enojosas de exponer en un contexto como el presente./


La frescura en los rasgos de los retratos femeninos de Sáenz, no exenta de cierta complicidad con el espectador, caracterizan a sus mujeres.

PEDRO SÁENZ
"Semidesnudo"
Óleo s/lienzo   69x50 cms.
Firmado: Pedro Saenz   (c.1924)
Colección particular, Málaga
/La dama con el ramo de flores rojas es doña Ana de Benjumea y Medina
-Marquesa de Salvatierra-/


PEDRO SÁENZ SÁENZ
"Sueños de juventud"
Óleo s/lienzo   75x100 cms.
Firmado: Pedro Saenz   (c.1924)
Century'S Arte, Rio de Janeiro -Brasil-
/Aunque sexagenario, el pintor tuvo en Ronda (Málaga) una pasional aventura amorosa con la Marquesa de Salvatierra, a la que retrató en varias de sus mejores obras. En ésta aparecen sobre la mesa unas manzanas -la fruta prohibida-, y el escote queda púdicamente cubierto por un ramillete de flores, exigencia del anciano y enfermo esposo que iba a sufragar el cuadro; un año después, doña Ana enviudó./



El pintor de la luz, autor del gran cuadro "La decapitación de San Pablo" colgado en la Catedral de Málaga, tampoco rehuyó el retrato femenino, adornándolo con un característico complemento castizo y español:

ENRIQUE SIMONET LOMBARDO (1866-1927)
"Señora con mantilla"
-la retratada es Asunción Castro, novia del artista-
Óleo s/lienzo  59x45 cms.
Firmado y fechado en 1894
Colección particular, Málaga


Apperley, muy avanzado para la moral de la época, retrata a su esposa Enriqueta Contreras también con mantilla, pero semidesnuda:

GEORGE WYNNE APPERLEY (1884-1960)
"Ídolo eterno"
Óleo s/lienzo
Firmado: Apperley
Colección privada

G. WYNNE APPERLEY
"Venus andaluza"
Óleo s/lienzo
Firmado: Apperley
Colección privada

Enamorado no sólo de su mujer, sino también de su obra -cual Pigmalión-, no tenía ningún prurito en que la juventud desnuda de aquélla pudiera ser contemplada por todos, pues era consciente de que el tiempo terminaría por ajar su belleza.

JEAN-LEÓN GÉRÔME (1824-1904)
"Pigmalión y Galatea"   DETALLE
Óleo s/lienzo   89x69 cms.
Firmado: GEROME J L   (c.1890)
The Metropolitan Museum of Art, New York


Contemporáneo de Apperley y discípulo de López Mezquita, destacó también como retratista de mujeres el granadino Soria Aedo:

FRANCISCO SORIA AEDO (1898-1965)
"Pepita"
Óleo s/lienzo pintado en 1929
Firmado: SORIA AEDO
Colección privada
/El año en que ejecutó esta obra ganó la Medalla de Oro en la Exposición Internacional celebrada en Barcelona. Desde 1947 ejerció como catedrático de colorido en la Academia de Bellas Artes de Madrid/



Ya en pleno siglo XX, un malagueño recoge la antorcha de su paisano Pedro Sáenz, 'pintor de mujeres':

FÉLIX REVELLO DE TORO (Málaga, 1926)
"Cercana al horizonte"
Óleo s/lienzo   116x89 cms.
Firmado: F.Revello de Toro / 2000
Museo Revello de Toro, Málaga
/Alumno precoz de César Álvarez Dumont en la Academia de Bellas Artes malacitana, fue becado con 17 años junto a Mingorance Acién para estudiar en la Real de San Fernando de Madrid. En 1951, una segunda beca lo traslada a Roma donde sería apoyado por el también malagueño Fernando Labrada, director allí de la Academia Española. A su vuelta ejerció como Profesor de Bellas Artes en la 'Escuela de La Lonja' de Barcelona y en reconocimiento a su trayectoria, nombrado miembro de la Academia de San Telmo de Málaga en 1987.










Especializado en el retrato de mujeres de erotismo contenido, envueltas en ropajes blancos de sensuales transparencias, destacan entre ellos los dedicados a Maria Rosa, su modelo y musa favorita, con la que casó después de enviudar de su primera querida esposa. Málaga ha homenajeado en vida a este pintor dedicándole un Museo en el entorno donde vivió sus primeros años./




En el revolucionado arte pictórico de nuestros días, influenciado y corrompido por la irrupción de la catarata de imágenes que ofrece Internet, el actual retrato de desnudo femenino puede incurrir en mal gusto -rozando lo pornográfico- al escoger la pose de la modelo:

PASCAL MOEHLMANN (Dutch -Holanda-, 1969)
"Tres ramos de flores"
Óleo s/lienzo   95x95 cms.
Firmado: Möhlmann
Colección privada
/Moehlmann, intentando edulcorar con rosas la provocativa postura de la joven retratada, no hace sino emular al pintor L. FREUD -llamado 'el pintor de los desnudos carnales'- en lo forzado de la pose, aunque éste interpretaba los personajes de la escena a la inversa, con modelo masculino y mujer pintora:













LUCIEN FREUD (1922-2011)
"La artista y su modelo"

Nieto del famoso médico psicoanalista Sigmund Freud y gran amigo del pintor expresionista Francis Bacon, Lucien es considerado uno de los más importantes representantes de la escuela figurativa inglesa./



Otros autores, prefieren mostrarnos la cruda realidad como contrapunto a ese erotismo exacerbado:

ALEAH CHAPIN (Seattle -Washington-, 1986)
"Musas de ayer"  DETALLE
Óleo s/lienzo
Flowers Gallery, New York
/Rompiendo reglas, esta joven pintora -también influenciada por la obra de Lucien Freud- se esfuerza en mostrar cuerpos femeninos en la tercera edad, olvidados y postergados por las modas, reivindicando la dignidad de su madurez.



ALEAH CHAPIN
"Shanti end heather"
Óleo s/lienzo   188x155 cms.
Flowers Gallery, New York

Destacan entre sus inusuales retratos femeninos, los de su serie "Las mujeres que nadie quiere ni ver", en la que incluye cuadros con mujer mastectomizada, alertando a la sociedad de que a la enfermedad todos estamos expuestos.
El crítico de arte Brian Sewel definió su obra como 'repelente y grotesca', a lo que el prestigioso 'BP Portrait Award' de Londres respondió en 2012 premiándola con su más importantísimo galardón./



BODOR ZOLTÁN (Budapest, 1957)
"La señora Kirély Andrásné, de 80 años"
Óleo s/lienzo   100x80 cms.
Firmado en 1993
Colección privada
/Doctor en medicina, este artista húngaro se formó en el taller del maestro Balogh Gyula y compagina el ejercicio de su profesión médica con la pintura y la dirección de 'Summer Colony of Artist' en el condado de Békés (Hungría)./


También hubo pintores que en sus cuadros sobre modelos, quisieron arrancarnos una sonrisa con el más irónico humor:

CAYETANO DE ARQUER BUÏGAS (1932-2012)
"¡Ohh!"
Óleo s/lienzo
Firmado: Buïgas
National Portrait Gallery, Londres
/Este artista era nieto de Gaietà Buïgas -arquitecto catalán autor en 1888 del 'Monumento a Colón' de  Barcelona- y por parte paterna de ascendencia aristocrática. Desde niño sintió inclinación hacia el dibujo, la pintura y la fotografía. Fue compañero y amigo del cineasta Carlos Saura, de ahí que sus cuadros parezcan fotogramas./


En el torbellino de la feria de vanidades que envuelve al mundo del retrato femenino, sólo falta un aditamento: el marco.
La sutil elección del mismo puede magnificar o ennoblecer el resultado de la obra, pero su equívoco complemento con el lienzo o tabla llegaría a arruinar lo enmarcado, así como un ruín harapo afearía a la más hermosa de las mujeres.

ANDREW STERRETT CONKLIN (Chicago, 1961)
"Artista y modelo IV"
Óleo s/lienzo   137x91 cms.
Firmado y fechado en 1998
Lora D. Galería de Arte, Illinois (USA)


Y cómo no aludir a la sempiterna relación 'eros/tánatos', que de siempre ha subyugado a cuantos artistas se han acercado a la pintura del desnudo en la mujer:





ROBERTO FERRI
"Vanitas"
Óleo s/lienzo  (2014)
Colección privada

ROBERTO FERRI (Tarento, 1978)
"Pietas"
Óleo s/lienzo   100x170 cms.
Firmado y fechado en 2015
Palazzo Cini, Venecia
/Este pintor hiperbarroco italiano, autor de los catorce cuadros para el 'Via Crucis' de la Catedral de Noto (Siracusa), ha interpretado como nadie en nuestro tiempo, la intrascendencia de la vanidad femenina./


ANDRÉS GARCÍA IBÁÑEZ (Olula del Río -Almería-, 1971)
"Vanitas II"   -La Venus del espejo-
Óleo s/lienzo   89x165 cms.
Firmado y fechado en 2005
Halcyon Gallery, Londres
/García Ibáñez es un polifacético autor -pintor desde los 11 años, escultor y arquitecto- que, siendo aún prácticamente desconocido en España y un declarado agnóstico, es el pintor vivo que más obra religiosa tiene en iglesias y templos de todo el mundo. Su cuadro de 1993 sobre el obispo mártir de Almería -monseñor Diego Ventaja-, presidió la ceremonia de beatificación de éste en la 'Plaza de San Pedro' del Vaticano.
En la producción de este artista -magníficamente representada en el 'Museo Casa Ibáñez' de su ciudad natal- abundan sensuales lienzos de desnudos sobre el mito femenino, destacando aquéllos en los que le inspira como musa y hace de modelo su esposa Rita Casanova./



Al transcurrir de los años, la dama retratada
rememorará ante el espejo
lo que le susurró el pintor al acabar su trabajo:
"Mujer, aunque te inmortalizo bella en el cuadro, recuerda que
TODO ES EFÍMERO y NADA ES ETERNO"



Núm. 49


8 comentarios:

  1. Don Gonzalo: he sido asidua seguidora de los capítulos de este libro a medida que han ido apareciendo, y no sólo me ha encantado su discurso, sino que me he sentido solidarizada con su proyecto de poner en valor la pintura malagueña. Sin embargo, la inclusión en algunos artículos de imágenes con desnudos de mal gusto (cuadros de Moelman y Freud, por ejemplo) me ha decepcionado, pues creo le quitan elegancia al libro y pueden escandalizar y no gustar a otras muchas lectoras. Tampoco comprendo por qué no puede explicar el significado del cuadro de la niña de Pedro Sáenz (titulado: Inocencia), si precisamente lo que más me gusta de este libro es lo bien que va Ud. explicando todo.
    Perdone estas críticas, pero es que me siento defraudada, y eso que su trabajo me parece por lo demás, excepcionalmente bueno y brillante.

    Gracias y disculpe mi franqueza.
    Rocío García

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ante todo agradezco su sinceridad.
      Y seguidamente, para calmar su desazón, voy a ponerle tres ejemplos sobre la interpretación del desnudo:
      a) Miguel Ángel, al mostrar terminadas sus pinturas en el techo de la Capilla Sixtina, escandalizó a algún que otro sesudo Cardenal que llegó a criticar fieramente las desnudeces de los personajes representados, llegando a proponer al Papa que fueran cubiertos con calzones.
      Hoy día, durante mi última estancia en Roma, me agradó ver cómo
      -en sus deseadas visitas al Vaticano- devotas monjitas contemplaban embobadas y sin ningún rubor, tan majestuosa obra de arte.

      b) El rey Alfonso XIII se gastó una fortuna en hacer una gran colección de fotografías de señoras desnudas, para disgusto de su egregia esposa y de algún católico y apostólico ministro de su gabinete.
      En la actualidad cualquier adolescente, a través de la cuota que sus padres satisfacen por la conexión a Internet, dispone en su móvil, tablet o PC, de tal cantidad de páginas en la Red con contenido pornográfico que, al cabo de cierto tiempo, llegan a aburrirle.

      c) El desnudo en sí no contamina, es inherente a la naturaleza. En todo caso es nuestra mente la que profana y corrompe, pues si cuando un toro de lidia sale al ruedo de la plaza, todas las miradas se posan en su cornamenta, trapío y la bravura de sus primeras carreras por el albero, estará Ud. conmigo en opinar que sólo a un descerebrado se le ocurriría fijarse en los genitales del animal, por muy notorios que fueran sus testículos...

      El Arte, las más de las veces, expone; otras es puramente didáctico, y en ocasiones provoca. Pero lo importante es que de una u otra forma, su discurso ocasiona en el espectador de la obra una alteración del espíritu en cualquier sentido, pero las más de las veces, emocionando.

      Si tiene especial interés en conocer qué sentido último tiene el cuadro "Inocencia" del malagueño Pedro Sáenz, lo he explicado en el COMENTARIO de 17/agosto/2017, hecho al spot titulado
      'La invención de la infancia',
      del excelente blog sobre Arte, dirigido por don José Miguel Baeza:
      /Ab laeva rite probatum/.

      Siento pesar por haberla importunado con imágenes que hoy considera inadecuadas, pero creáme, el tiempo es el bálsamo que hace evolucionar nuestra percepción sobre cualquier manifestación artística: Buonarroti, Tiziano, Rubens, Velázquez, Goya, Courbet, Romero de Torres, Picasso, etc., etc., dieron por hecho que sus desnudos encontrarían su adecuado lugar en la Historia del Arte.

      Con mi más atento saludo,
      gonzalo

      Eliminar
  2. Como es habitual, das una lección magistral sobre las pinturas dedicadas al desnudo femenino. Tus explicaciones son muy didácticas y hace entretenida su lectura, incluso para un profano de este arte. Hay un cuadro, donde aparece el desnudo de un hombre, que creo no encaja en el contexto en que se ha movido este capitulo. Es mi modesta opinion.
    Por todo lo demás ENHORABUENA.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Admito la crítica volcada en este Comentario y agradezco por otro lado la felicitación manifestada para el resto del artículo.
      El desacuerdo sobre la inclusión del cuadro de LUCIEN FREUD en el mismo, coincide con el expresado por la Sra. García en el Comentario anterior y he de explicar que ha de interpretarse como la prueba de que MOEHLMANN copió la explícita pose del desnudo de la joven de su cuadro, del otro de L. Freud y con la expresa intención de provocar y escandalizar.
      No obstante, creo además que en un artículo donde se somete a cierta lectura crítica la 'vanidad femenina', introducir en el mismo un desnudo masculino debe considerarse un guiño del autor al feminismo.

      Vuestras intervenciones mantienen interactivo este trabajo, por lo que no tengo palabras para expresaros mi sincero agradecimiento.
      Con el más afectuoso y cordial SALUDO,
      gonzalo

      Eliminar
  3. Me ha gustado mucho este capítulo por ser muy interesantes tus comentarios y por tener una amena lectura. Me ha gustado conocer los cuadros de Pedro Sáenz que son magníficos y destilan naturalidad y complicidad con la mirada del espectador. ¿Podrías contarme algo sobre su historia como pintor?. Muchas gracias.
    Pedro Ferrer

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pedro Sáenz, en su juventud destacado discípulo de Bernardo Ferrándiz, fue compañero en Roma de Simonet y Sorolla cuyas luminosas obras le sedujeron, pero sus posteriores viajes a Barcelona y París le introdujeron en el modernismo catalán primero y después en el Art Nouveau. Sin embargo, su Medalla de Oro (1901) se debió a la etapa más académica de su trayectoria (ver Capítulos núm.24: "Sí hubo vanguardias" y núm.61: "ESTRELLA de la MAÑANA").
      Pasional y enamoradizo, sus relaciones con las modelos de sus retratos -incluídas las pertenecientes a la aristocracia- fueron múltiples y llegaron hasta la tercera edad del artista.
      En 1904 se le concedió la medalla de la Orden de Alfonso XIII y tiene en Málaga calle dedicada a su nombre.

      Me congratula que debido a tu alta formación cultural y ética, no te hayas sentido molesto con algunas de las imágenes expuestas en el presente artículo, pues no era mi intención faltar al decoro ni mucho menos escandalizar -como parece he conseguido muy a mi pesar-, según anteriores Comentarios de otros lectores.

      Siempre a tu disposición, recibe un afectuoso abrazo.
      gonzalo

      Eliminar
  4. Estimado Gonzalo de Amarante, no puedo identificarme con el comentario anterior, respecto a ciertas imágenes que se califican de mal gusto. Entiendo que la vida misma tiene mil formas de manifestarse, y desgraciadamente la realidad no siempre son idílicos ramos de rosas coloridos y equilibrados. Por mi parte reciba mis mayores ánimos para seguir comentando tan acertada y eruditamente, misceláneas de la realidad tal y como es.
    Reciba mis saludos más cordiales.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias por darme el ánimo que necesito, pues los dos primeros Comentarios -a los que sin duda se refiere- me causaron desconcierto, máxime viniendo de lectores habituales, pues no podía imaginarme que a estas alturas y en un medio como Internet, donde circulan todo tipo de fotografías y vídeos procaces y nada recatados, pudiera faltar al decoro por dar a conocer obras de arte que correspondían a una adecuada secuencia en el contexto del artículo. Como decía en la anterior respuesta al Comentario del Sr. Ferrer, interpreto estas honestas y sinceras críticas como consecuencia de una incorrecta lectura comprensiva.

      Su solidaridad en este asunto demuestra altura de miras y una formación moral por encima de nuestras debilidades humanas. Ya en otros comentarios que ha efectuado en capítulos anteriores denota un agudo intelecto a través del que se vislumbra una profesión también dedicada a la investigación y el peritaje.

      Un afectuoso y cordial SALUDO.
      gonzalo

      Eliminar