lunes, 28 de septiembre de 2015

Soberbia y humildad

Escorzo en dibujo o pintura es la proyección de un objeto que sufre deformación, al trasladarse de su forma tridimensional al plano bidimensional.
















CONOR WALTON (Dublín, 1970)
"Escorzo de Emma"
Firmado y fechado en III-2013
/Alumno del 'National College of Art' de Irlanda y graduado en Historia del Arte, este artista obtuvo el 'Premio Taylor de Pintura' en 1993/




Uno de los escorzos más violentos de la Historia del Arte, en el que la distorsión de los detalles anatómicos -provocada por la crudeza de la perspectiva- sobrecoge al espectador del cuadro, es el de Mantegna:

ANDREA MANTEGNA (1431-1506)
"Lamentación sobre Cristo muerto"
Témpera sobre tela   68x81cms.
Pintado en 1480
Pinacoteca de Brera, Milán (Italia)

Con anterioridad al siglo IV (antes de C.) los artistas no sabían representar la tercera dimensión y fue -dieciocho siglos después- a partir de este gran pintor del Quattrocento italiano cuando mejor se consiguió reducir el largo del cuerpo según las reglas matemáticas de la perspectiva, enfocando la figura -de forma que se ve más corta de lo que es en realidad- en un ejercicio muy difícil de lograr y que sólo virtuosos han conseguido con éxito.

Mantegna, muy pronto huérfano, se incorporó con sólo diez años al famoso taller de pintura del maestro Francesco Squarcione, convirtiéndose en el preferido de entre los 137 artistas que trabajaban en el obrador, el cual abandonó con 17 años porque no le pagaban.









                                             Autorretrato de MANTEGNA
                                             -DETALLE de su cuadro
                                             "Presentación de Jesús en el Templo"-



Actualmente se analizan científicamente las figuras de la izquierda en su obra "Lamentación sobre Cristo", porque parecen ser un añadido posterior de otro artista.












DISEÑO de la composición
-llama la atención que el centro geométrico del dibujo sean los genitales del cadáver-


Mantegna había pintado ese cuadro con el secreto deseo de que adornara su propia capilla funeraria, pero una vez fallecido fue encontrado en el estudio por sus hijos, que tuvieron que venderlo para pagar las numerosas deudas que el anciano artista había contraído.


En el techo de la "Camera degli Sposi" ya había dejado años atrás, otro ejemplo de su dominio del escorzo:






ANDREA MANTEGNA
"Techo Oculus"   DETALLE
Fresco al temple    270 cms. ⊙
Pintado en 1465
Palacio Ducal, Mantua (Italia)




Y continuando en la exploración de esta difícil técnica, encontramos -envuelto aún en el misterio sobre su verdadera autoría- el cuadro "Soldado muerto" (al que ya se ha hecho referencia en los Capítulos 64 y 65), durante años erróneamente atribuído a Velázquez, que nos muestra un magnífico escorzo del cadáver yacente de un guerrero además del maravilloso alarde de perspectiva de la composición:

ANÓNIMO -Siglo XVII-
"Soldado muerto"
Óleo s/lienzo   104x167 cms.
National Gallery, Londres
/Los expertos del museo británico creyeron en 1865 adquirían para la colección de la Galería una obra maestra de DIEGO de SILVA y VELÁZQUEZ, con el añadido de que era la que había inspirado el polémico cuadro "Torero muerto" de Manet, pero análisis científicos efectuados con la 'cámara Osiris' y otras sofisticadas técnicas, han dictaminado al fin la pertenencia de este lienzo a la escuela italiana, aunque de autor influído por la obra del genial pintor sevillano, de ahí que no haya sangre ni heridas, sólo la referencia a 'vanitas' en las calaveras, los huesos y la lámpara apagándose./



Otro escorzo famoso en la Historia de la Pintura es el del "Cristo de DALÍ",  inspirado en un dibujo de San Juan de la Cruz que le había mostrado al Pintor el monje carmelita Bruno de Jesús María:

JUAN de YEPES ALVÁREZ -San Juan de la Cruz- (1542-1591)
"Cristo"
Dibujo a lápiz s/papel
Monasterio de la Encarnación, Ávila (España)



SALVADOR DALÍ DOMENECH (1904-1989)
"Cristo de San Juan de la Cruz"
Óleo s/lienzo   205x116 cms.
Pintado en 1951
Museo Kelvingrove, Glasgow (Escocia)

En la concepción de esta obra, el autor ideó un diseño geométrico a partir de un círculo y un triángulo, dentro del cual colocó al Cristo colgando directamente por debajo de la línea de visión. El paisaje de la zona inferior es una idealización de la bahía de Port Lligat, donde vivía Dalí en 1951.








Fotografía de DALÍ
delante de su "Cristo de San Juan"



Este famoso y polémico artista -marqués de 'Dalí de Púbol'-, uno de los máximos representantes del surrealismo, gustó de aplicar la geometría y las matemáticas en sus obras, donde jugaba a su antojo con las leyes del escorzo.

SALVADOR DALÍ
"Corpus hypercubus (Cruxificción)"
Óleo s/lienzo   194'5x124 cms.
Pintado en 1954
Metropolitan Museum of Art, New York

Este Cristo que levita en la cruz,  se convierte según el pintor, en el noveno cubo de una 'cruz hipercúbica' de construcción tridimensional basada en ocho elementos geométricos. Presenta la cabeza en escorzo, aunque el cuerpo no está resuelto en esa proyección real, pues hubiese dado una visión distorsionada del mismo.
Delante de la cruz, Gala contempla extasiada la transmutación de un Cristo sin heridas y limpio de sangre, bajo el que -en la línea del horizonte- aparece el pueblo gerundense de Cadaqués, donde el artista y su esposa veraneaban.



Otra obra suya contempla una perspectiva correspondiente a la proporción aúrea, un triángulo cuyas medidas obedecen a la intersección de las diagonales de un pentágono:

SALVADOR DALÍ
"La Ascensión de Cristo -Piedad-"
Óleo s/lienzo   115x125 cms.
Pintado en 1958
Colección JAPS, México D.F.

En sus principios, el artista -prontamente enemistado con su padre- había ingresado en la Escuela de Bellas Artes de Madrid en 1921, siendo expulsado cinco años más tarde de la misma por su comportamiento extravagante y costumbres disolutas.
Esa paranoia, que le acompañaría toda su vida, hacía que incurriera frecuentemente en una verborrea de la que se aprovechaban los periodistas para conseguir titulares. En determinada ocasión, en una entrevista le preguntaron por los mejores dibujantes del mundo, a lo que respondió: "Yo mismo y un pintorcillo de Vélez-Málaga".


El 'pintorcillo' al que se refería Dalí era PACO HERNÁNDEZ:









Fotografía de
FRANCISCO HERNÁNDEZ DÍAZ


Este pintor de la Axarquía malagueña fue tan precoz dibujante que con 13 años ejecutó un Vía Crucis para la Iglesia del Trapiche de Vélez-Málaga. Desarrolló una honrada vida artística en la que la maestría del dibujo que efectuaba con sus pinceles -tanto en lienzos como en frescos-, culminó con el unánime reconocimiento de la sociedad malagueña y su nombramiento como Académico de la Real Academia de San Telmo en 1985, y sus pinturas de influencias solanescas llegaron hasta Alemania y el Vaticano.

FRANCISCO HERNÁNDEZ (1932-2012)
"Saeta al Crucificado"
Técnica mixta s/lienzo



FRANCISCO HERNÁNDEZ
"Homenaje a la saeta"
Óleo s/lienzo   250x190 cms.
Firmado: F. Hernández
Colección particular, Málaga


El dominio de la técnica del escorzo en este sucesor de los maestros del XIX malagueño, es más que evidente en otra obra de gran valor pictórico donde -en la figura de una muchacha tendida- volvió a demostrar su absoluta genialidad en el dibujo:

FRANCISCO HERNÁNDEZ
"Ícaro"
Óleo s/lienzo   210x200 cms.
Firmado: F.Hernández - 1993
Sala Italcable (Fundación Unicaja), Málaga


La desafortunada y cuasi-peyorativa frase del excéntrico Dalí, había llamado tempranamente la atención sobre un pintor del Sur que podía echar un pulso con todas las de la ley -en cuanto a escorzos se refiere- a los grandes maestros de la Pintura.
Al contrario que el catalán, de manifestaciones soberbias y vanidosas, PACO HERNÁNDEZ -de naturaleza humilde y buena- compartió con el que suscribe, sólo unos años antes de morir, la asistencia a una exposición retrospectiva de marinistas del siglo XIX y, aunque él no era paisajista, ante un magnífico cuadro de don Emilio Ocón, me dijo: "Si yo supiera pintar así el agua..."



Núm. 66

No hay comentarios:

Publicar un comentario